Luz América Segura Gutiérrez: Semblanza a un mes de su partida

Publicado el 26 de abril de 2019

Hoy, 26 de abril del 2019, se cumple un mes del sensible fallecimiento de la profesora, colega y amiga Luz América Segura Gutiérrez. Por ello, el Museo de Arqueología y Antropología de la UNMSM ha querido recordarla por su amistad, compañerismo y su dedicación como formadora de futuros profesionales.

Luz Segura en el 98.° aniversario del MAA – UNMSM

Ella nació el 29 de noviembre de 1985, se educó en el colegio San Antonio de Padua, obtuvo el bachillerato en el 2008 y se tituló en nuestra universidad como arqueóloga en el año 2015. Previamente ya había logrado graduarse de Magíster en Ciencias de la naturaleza y el Hombre, mención en Evolución, Patrimonio Natural y Sociedades, especialidad del Período Cuaternario y Prehistoria, en el Muséum National d’Histoire Naturelle de París, Francia, en el año 2012. Fiel a su permanente vocación por mejorar sus conocimientos, estaba a punto de sustentar su tesis doctoral en la Facultad de Biología de la UNMSM. Asimismo, había pasado poco tiempo desde que recibiera la resolución que la acreditaba como profesora ordinaria de la Escuela Profesional de Arqueología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, nombramiento del que se hizo merecedora mediante concurso público.

Luz se especializó en la rama de la zooarqueología para sus investigaciones

Luz se había especializado en el campo de la zooarqueología y trabajó en diferentes proyectos de investigación como Pachacámac, Chincha, Ica, Chavín de Huántar, Huaca Pucllana, entre otros, en donde pudo afianzar su vocación y contribuir a la formación de arqueólogas y arqueólogos tan apasionados como ella por la investigación del antiguo Perú.

Luz en el Congreso Nacional de Estudiantes de Arqueología (2013). A su izquierda, Carlos del Águila. Derecha, Javier Alcalde y Fernando Fujita

Quienes la conocimos recordaremos siempre su amabilidad y disposición para compartir su tiempo y esfuerzo. Durante su vida, Luz ganó un digno lugar en la valiosa disciplina de la arqueología peruana. En las aulas y en el campo, su familia, alumnos, colegas y amigos la tendremos muy presente en nuestras memorias y continuaremos con todos los aprendizajes que nos dejó.  

Luz en compañía de su familia

Hasta siempre, Luz América.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.