FOLKLORE: Arte, cultura y sociedad Nº02

caratula rev 2aLas danzas de origen africano atraviesan transversalmente todo el territorio nacional, en la mayoría de las regiones tenemos distintas interpretaciones de la presencia de este sector de nuestra población. El tema musical es el más diverso debido a las diferencias en la interpretación de acuerdo al lugar de procedencia. Está pendiente un estudio de la interpretación del movimiento del cuerpo en la danza de acuerdo a las distintas interpretaciones. En la mayoría de los casos, se trata de reinterpretaciones de un sentir colectivo. En algunos casos se trata de mantener la tradicionalidad y rigurosidad y en otros de la innovación, se entremezclan sentimientos, coreografías y músicas diversas desde los Andes en su gran mayoría. En la costa, evidentemente se trata de otras interpretaciones porque son las propias comunidades descendientes de poblaciones africanas de distinto origen que han logrado un conjunto de danzas reinterpretadas y de nueva data como una expresión del sentimiento y con una gran libertad en la interpretación coreográfica.

Las investigaciones relacionadas con la presencia negra en nuestro país se han incrementado en los últimos tiempos. Evidentemente que han contribuido a estas propuestas el surgimiento del Instituto de Poblaciones Andinas, Amazónicas y Afroperuanas que, además, ha dado como consecuencia la visibilización de la presencia histórica de estas poblaciones en nuestro territorio en estos casi 500 años de poblamiento. Se han creado museos como el de Museo Afroperuano de Zaña o el Museo Nacional Afroperuano y se han intensificado las publicaciones. En este marco situacional surgen las investigaciones universitarias a través de publicaciones que intentan mostrar la trascendencia de lo negro en el Perú y las distintas versiones de la presencia africana a través de las danzas y la música, así como otras expresiones sociales que están generalmente asociadas al mundo de la fiesta. La fiesta en el mundo andino es un espacio de intercambio, de prestigio y compromiso con su propia comunidad y, por supuesto, con sus pobladores. La iglesia juega un papel importante, así como la visión de los andinos sobre la presencia de los negros, incluso en algunos casos en comunidades que no han tenido dicha presencia y donde la danza se instaura desde tiempos anteriores al siglo XX. La revista de Folklore de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, siguiendo su compromiso con la investigación, asume esta publicación con la intención de dar a conocer a los investigadores y a la comunidad los aportes de la presencia negra en comunidades tan cercanas como la propia sierra de Lima, Huancaya en Yauyos. A pesar de haber transcurrido 475 años de la fundación española de la Ciudad de los Reyes, aquí todavía existen comunidades andinas como hace casi cinco siglos, donde se desarrollan estas actividades festivas imbuidas de gran contenido y autoestima con sus pobladores. Además, la investigación se desarrolla este año 2010, lo que nos permite tener una visión cercana de la importancia de estas manifestaciones y aunarse a la pasión de los miembros del Centro Universitario de Folklore de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Esta investigación nos presenta hasta tres tipos especiales de representación artística perfectamente delineadas en la investigación, lo que nos hace recordar la publicación del doctor Juan José Vega sobre los Aportes de la Cultura Afroperuana, editado por la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle, en la cual nos da hasta 149 variedades de danzas de origen africano en nuestro país. Así como se presenta la Negrería de Huancaya en Yauyos como producto de una visita realizada este año, la etnomusicóloga Rosa Elena “Chalena” Vásquez nos presenta un recuento de la presencia de los Qhapaq Negro (negro rico poderoso) en las festividades de la Fiesta de la Virgen del Carmen en Paucartambo en 1985 y nos acompaña su propuesta de registros musicales en pentagrama, lo que nos permite analizar la transformación de la música y su innovación, si la hubiera. Letras, cantos, melodías y fotografías de la entrañable Addie Barandiaran se muestran perfectamente registrados como un antecedente de una de las fiestas más significativas del Cusco en el mes de julio de cada año. Luis Millones nos entrega el artículo sobre los negros esclavos de la Virgen de la Puerta de Otuzco, a 72 km. de la ciudad de Trujillo en las serranías de la región La Libertad. Entre el 11 y 16 de diciembre de cada año, se lleva a cabo esta celebración, que es una de las más concurridas de la sierra norte del país y logra convocar a casi 100,000 visitantes cada año. La presencia de danzas con personaje negros es de las más antiguas en la representación de esta fiesta. Gitanos, collas y negros, comunidades disímiles se hacen presente en las representaciones para bailar alrededor de la Virgen de la Puerta, cuya imagen despierta las más vibrantes emociones dentro de sus fieles y es tratada casi como un ser divino y humano. La organización religiosa alrededor de la imagen le brinda un trato divino y sus requerimientos son cubiertos por una organización humana que vive para el servicio de la misma. Rosa Alarco, investigadora sanmarquina, fundadora del coro y la peña folklórica de la UNMSM se hace presente con su investigación alrededor del 1975 sobre la representación de los Negritos de Huánuco, trabajo no superado y que nos demuestra la presencia de los negros esclavos en esta parte oriental del país. Los Negritos de Huánuco constituyen la más clara expresión de la presencia de los negros esclavos en los Andes centro-orientales, es una expresión tradicional arraigada fuertemente en la población local. Constituye un caso único debido a la representación fuertemente vinculada a las celebraciones más importantes del calendario festivo de la región Huánuco. Además, es la más clara expresión de la presencia africana en esa región durante los años del virreinato. No constituye la visión de afrodescendientes sino la visión del poblador andino contemporáneo que ha recibido la interpretación de la danza de generación en generación, es la pervivencia de la memoria colectiva. Las investigaciones de Rosa Alarco son pioneras por la metodología utilizada y el trabajo de campo realizado en los años 60, lo que nos demuestra en la actualidad la pervivencia de la danza y su innovación en los tiempos contemporáneos. Es el tema de la indumentaria, la sombrerería y las máscaras las que denotan mayor cambio años a año, ya sea durante las fiestas de navidad hasta la bajada de reyes o las celebraciones alrededor de las fiestas conmemorativas de la fundación española de la ciudad, alrededor del 15 de agosto de cada año.

Finalmente, René Calsin, historiador muy reconocido de Juliaca, Puno, nos presenta una serie de versiones muy coherentes sobre la aparición y desarrollo de la Morenada en el altiplano peruano-boliviano de indispensable lectura para los que se encuentran comprometidos en el tema. En este ámbito, la presencia de esta revista de folklore de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos cumple una noble misión, la de acercar a los interesados en estos temas esta cuidadosa selección de artículos vinculados a una parte de nuestra historia,  que es importante visibilizar como testimonio de la diversidad de nuestra cultura.

Luis Repetto
Lima, noviembre de 2010

Sumario

Revista

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.