FOLKLORE: Arte, cultura y sociedad Nº01

caratula rev 1La antara en el Perú es más que un instrumento musical propiamente dicho. Es un ícono cultural que materializa múltiples significados. Es un elemento para la construcción de redes sociales y alianzas comunitarias. Y, no menos importantes, es una metáfora de identidad para los pueblos, las regiones, y para la nación en su conjunto. La importancia de la antara, la zampoña, el siku o la flauta de pan (entre muchos otros nombres) va inclusive más allá porque transita por todas las etapas históricas del Perú. Desde tiempos precolombinos, la antara o zampoña ha sido un instrumento clave en muchas culturas regionales. La colonia no disminuyó en nada su importancia y, hoy, empezando el siglo XXI, encontramos a la antara más viva y contemporánea que nunca.

Desde ese punto de vista, el lector de esta importante publicación comprenderá que la antara se estudia en su rol en el mundo prehispánico desde la arqueomusicología y, en el mundo contemporáneo, desde  la etnomusicología. Ambas disciplinas, claro está, son áreas de estudio que se han desprendido de la arqueología y de la antropología. En cualquier caso, no son estas las únicas miradas académicas desde donde se puede ver la antara o zampoña. Cuando se la observa fundamentalmente como un instrumento musical, su estudio se ubica dentro de la organología, como se llama técnicamente a la disciplina que los estudia.

Las perspectivas desde donde se pueden investigar las zampoñas en el Perú son diversas y eso explica la cantidad de artículos y enfoques que están incluidos en la presente edición. En especial, el uso colectivo del instrumento a través del conjunto de sikuri, es el que más ha atraído el interés de los autores. Los sikuris son herederos de un largo pasado prehispánico pero también mantienen una vigencia que los distingue de otros instrumentos andinos  y prácticas culturales. Los sikuris se ejecutan en las comunidades del sur andino pero también en Lima Metropolitana, lo que hace de su estudio un campo interdisciplinario en donde es necesario observar tanto al campesino en un medio rural como al migrante andino en un medio urbano. Pero al ser los sikuris una práctica sumamente extendida, que hoy día se constituye en un símbolo de identidad para todos, es una práctica que puede ser adoptada tanto por conjuntos universitarios como promociones escolares, por músicos profesionales como aficionados, y por miembros de todas las generaciones. Los sikuris, por ser una práctica de grupo, también pueden asociarse a otros objetivos extra-musicales relacionados a un sentido de responsabilidad social o también pueden ejecutarse por un estricto interés artístico. Es decir, los usos y el significado de la antara, tal como se manifiesta en el conjunto de sikuri, son tan variados como los distintos enfoques académicos con que puede ser analizada.

Los artículos que componen esta publicación representan toda la riqueza de este instrumento musical, que es al mismo tiempo una imagen de nuestra identidad, múltiple y plural. La práctica y el estudio de la zampoña contribuyen al afianzamiento de la diversidad cultural en el Perú, es por eso que esta publicación es más que bienvenida.

Dr. Raúl R. Romero C.
Lima, diciembre del 2007

Sumario

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.