DE SAN MARCOS PARA LAS MADRES: El nacimiento del día de la madre en el Perú

11 de mayo de 1924. Revista Variedades.

El 11 de mayo de 1924 se celebró por primera vez el Día de la Madre en el Perú.  El acto central celebratorio se realizó en el Salón General de la histórica Casona de San Marcos por entonces local de funciones de la Decana de América con presencia del cuerpo de gobierno universitario, la comunidad sanmarquina, periodistas, madres celebradas y del alumno sanmarquino responsable de esta celebración en nuestro país.

El Gestor

Carlos Alberto Izaguirre Alzamora, estudiante de Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y presidente del Centro Universitario “Ariel”.  Y que posteriormente se desempeñaría profesionalmente como abogado y jurista laboral además de político y sindicalista llegando a ser diputado y senador de la República.

Carlos Alberto Izaguirre Alzamora presentó el pedido al gobierno del entonces presidente Augusto B. Leguía en sesión del 17 de abril de 1923, gestionando así la R. S. de 12 de abril de 1924 que resuelve “Declarar día solemne bajo la denominación de Día de la Madre, el segundo domingo de mayo”.

11 de mayo de 1924: día celebratorio y acto sanmarquino

El domingo 11 de mayo de 1924, la ceremonia central empezó a las cinco de la tarde en la Casona de San Marcos: “La impresión que ofrecía ayer el General de San Marcos con este motivo era imponente y simpática” afirmaría la prensa después.

Según Luis Alberto Sanchez, “el homenaje era sencillo, significativo, tierno y barato, se trataba de lucir una flor roja o una flor blanca según que, se rindiese homenaje era la madre muerta o a la madre viva…en eso consistía el homenaje”

El rector Manuel Vicente Villarán quien presidió la ceremonia afirmó: “Me es grato que la Universidad, templo de educación, auspicie y presida este homenaje que la piedad filial tributa a las madres, a las perennes y supremas educadoras, a las maestras nativas del género humano”, concluyendo en que “Inclinemos nuestro corazón lleno de humildad, ante la fuerza más grande y fecunda que en el orden moral ha creado la naturaleza humana, ante el amor maternal, flor y resumen de todo desinterés, de toda abnegación, forma suprema de altruismo que no se fatiga jamás, que no se desalienta nunca ante ninguna fealdad ni desvío; que da sin medida sin pedir nada, que sólo acaba con el último aliento de su vida”.

Luego hizo uso de la palabra el gestor del homenaje, Carlos Alberto Izaguirre, quien muy emocionado dijo “En este instante de crisis en todos los órdenes de la vida estamos de parte del ideal y hemos querido dar un jalón moral a la conciencia de todos los hijos del Perú. (…) La liberación del hombre, su redención, sólo pueden venir de un esfuerzo del corazón, de las fuentes puras del silencio, del heroísmo cotidiano, pero sobre todo de una gran ternura: la madre”.

El sentimiento se hacía carne desde San Marcos en su condición de Alma Mater del Perú.

Fuente: www.peruan-ita.org/personaggi/dario/mama.htm

Fuente YouTube: Carlos Alberto Izaguirre y el Día de la Madre – Luis Alberto Sánchez

Enlace para bookmark : Enlace permanente.