Chavín y San Marcos

Publicado el 16 de abril de 2009 | 10:25

  • De mayo del 2009 al 7 de setiembre del 2009

Exposición fotográfica de las investigaciones realizadas en Chavín desde sus primeras visitas, y las primeras investigaciones en las que San Marcos tuvo protagonismo.

Cronistas del siglo XVII y viajeros del S. XIX reseñan la vigencia e importancia de este oráculo en sus primeras visitas.

En 1919, Chavín fue visitado por primera vez por Julio C. Tello. Los trabajos de Tello y su equipo permitieron descubrir las fachadas del edificio principal de Chavín y sus cabezas clavas.  Asimismo, se registraron en detalle las galerías interiores del templo, incluyendo la Galería del Lanzón. Tello además fundó e implementó el primer museo en el sitio de Chavín en 1940.

En adelante continuó el interés por las investigaciones científicas en Chavín, entre ellos W. Bennett y  J. Rowe. En el mes de julio de 1966 se dio inicio a los trabajos del “Proyecto Chavín”. Este proyecto fue un esfuerzo interinstitucional, que involucró al entonces Patronato de Arqueología, a la Casa de la Cultura del Perú y a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. El proyecto, financiado por la Corporación Peruana del Santa, permitió poner en valor el monumento, que había sido severamente afectado por el aluvión del año 1948. Por otro lado, como veremos en esta exposición, en este proyecto se realizaron hallazgos altamente significativos para entender la historia de Chavín. La participación de profesores, estudiantes y personal del entonces Museo de Arqueología y Etnología de la Universidad de San Marcos, en las labores de campo y gabinete fue fundamental para la consecución de los objetivos del proyecto.

Otros investigadores continúan las investigaciones a partir de los años 70, como Rosa FungLuis G. Lumbreras y Hernán Amat, investigadores vinculados a la universidad.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.