Historia del Ballet San Marcos y el desarrollo de la danza en el Perú

“La danza es el lenguaje escondido del alma”.

Martha Graham

anna_sokolow_viajemos_en_suenos-192x300La Universidad Nacional Mayor de San Marcos ha sido la primera entidad peruana en apoyar la danza profesional. Fue en 1964, mediante la Resolución Rectoral 22024, que se creó la Escuela de Danza Académica en San Marcos. Su primer director Roger Fenonjois, bailarín y maestro egresado de la ópera de París, creó el Conservatorio de Danza en San Marcos, con el estricto propósito de desarrollar un espacio para la danza profesional basada en la más rígida disciplina. Aquí unas palabras del maestro Fenonjois: “El Conservatorio de Danza de San Marcos tiene por misión la preparación completa y gratuita de futuros bailarines, así como el mantenimiento en actividad de un cuerpo de baile profesional. Su ambición es la de crecer, superarse y alcanzar esa calidad legítima que hace del arte de la danza el vehículo cultural más completo…”.

Desde su creación hace 45 años, el Ballet San Marcos ha continuado haciendo realidad los ideales pronunciados por su fundador.

roger_fenonjoisRoger Fenonjois

Bailarín francés egresado de la Ópera de Paris fundador y primer director del Ballet San Marcos. (1964-1969).

Fue ascendido a “danseur étoile” en la Opera en 1944. Emprendio varias giras a América del Sur con la Compañía de Roland Petit. En 1949 fue nombrado maestro de Ballet del Sodre de Montevideo, Uruguay. Fue también maestro del Ballet Municipal de Santiago de Chile. Llega al Perú en 1958 para trabajar con el Ballet de la Asociación de Artistas Aficionados en Lima. Gracias a su tesón, y al apoyo de personas entusiastas y colaboradoras, Fenonjois logró establecer, bajo los auspicios de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la primera Escuela y Grupo de Ballet profesional en el Perú.

Maestro de danza académica, exponente de la técnica clásica francesa, puso las primeras piedras para la formación seria de bailarines profesionales, e implantó el concepto de la danza como una profesión y no como un mero pasatiempo.

Gracias a Fenonjois, y a la visión de autoridades sanmarquinas, la danza en el Perú es hoy día considerada como una profesión digna y seria.

Alejandro Plisetski ensayando Carmen.

Alejandro Plisetski ensayando Carmen.

En danza clásica ha incorporado la técnica de las tres más importantes escuelas mundiales. La francesa con Roger Fenonjois, la rusa con el maestro Alexander Plisetski del Ballet Bolshoi de Moscú, y la inglesa con la maestra Vera Stastny del Royal Ballet de Londres. En danza contemporánea, han habido dos tendencias predominantes en la formación técnica de los integrantes del Ballet San Marcos, la norteamericana y la alemana, la de Martha Graham y la de Mary Wigman. Gracias al apoyo de la Comisión Fullbrighty del Instituto Goethe, vinieron al Perú dos artistas de renombre: Ana Sokolov, afamada coreógrafa norteamericana, integrante del primer elenco de Martha Graham, y Suzanne Linke, una de las coreógrafas más destacadas del movimiento contemporáneo alemán, seguidora de la Escuela de Mary Wigman. Estas dos “divas” fueron invitadas a trabajar en San Marcos, dejando tras ellas las semillas del más innovador movimiento dancístíco de nuestros días en su mas auténtica expresión.

vera_stastnyVera Stastny

Bailarina de origen inglés, egresada del Royal Ballet de Londres, directora del Ballet de San Marcos desde 1972.

En Londres tuvo la suerte de ser alumna de danza clásica de maestros como Vera Volkova, Goncharov y Lydia Kyats, artistas provenientes del Ballet de Kirov, San Petesburgo. Inició sus estudios de danza moderna con el maestro Sigurd Leedor, socio de Kart Jooss. En París, Roma y Bruselas tuvo la oportunidad de seguir cursos con Boris Kniaseff, creador del célebre sistema de “Barre par terre”.

Vera llegó a Lima en 1963, integrándose inmediatamente al Ballet sanmarquino. Trabajó con Fenonjois en San Marcos durante dos años (1964-65). Fundó el Ballet del Art Center de Miraflores antes de encargarse de la dirección del Ballet San Marcos. Consciente de la importancia de los cambios artísticos del momento, creó el espacio en San Marcos para el estudio de la danza moderna con muy interesantes resultados.

Con el fin de informarse sobre las últimas tendencias en danza contemporánea, obtuvo una beca Fullbright en 1977 para seguir estudios superiores en la Escuela de Juilliard de Nueva York.

Dirigió el Ballet Nacional del Perú entre 1979 y 1985, tiempo en el cual el elenco contó con la visita de importantes artistas y con un repertorio renovado; desde entonces, el Ballet Nacional empezó a ocupar el sitio que le correspondía como Ballet Oficial de la Nación.

Lontano de Giorgy Ligeti, coreografía de Sandra Pardó.

Lontano de Giorgy Ligeti, coreografía de Sandra Pardó.

En la década de los 60, el repertorio del grupo sanmarquino fue sobre todo de tendencia clásica. Pero a partir de 1973, bajo la dirección de Vera Stastny, el grupo empezó a trabajar con un repertorio contemporáneo de ballets creados especialmente para los jóvenes bailarines de la compañía. El primer coreógrafo de esta nueva tendencia en San Marcos fue Royston Maldoom, joven artista inglés quien vino a Perú en varias ocasiones gracias al apoyo del Consejo Británico. Maldoom entendió muy bien la nueva orientación de la agrupación sanmarquina, la de crear un espacio coreográfico dedicado a los talentos nacionales y a los quehaceres locales, sin ignorar el movimiento dancístico del mundo contemporáneo internacional. Una de las primeras giras al exterior del Ballet San Marcos fue para participar como invitado en el Festival Internacional de jóvenes Orquestas y Artes Escénicas en Escocia y en Inglaterra. El grupo llevó un repertorio muy variado, incluyendo ballets contemporáneos universales, junto con números de inspiración autóctona. Aquí algunos comentarios de la prensa británica:

En Londres, Fernau Hall, conocido crítico de danza, escribió en The Daily Telegraph“El Ballet de San Marcos del Perú, demostró una excelente disposición profesional en todo lo que hizo… Los números más insólitos e interesantes fueron tres danzas “Inti Runa” que utilizan una misteriosa música folklórica del Perú”.

Afiche del Festival Internacional de Jóvenes Orquestas y Artes Escénicas.

Afiche del Festival Internacional de Jóvenes Orquestas y Artes Escénicas.

Anne Inglis, crítica del Glasgow Herald de Escocia, comenta: “El grupo peruano presentó varias obras nuevas. Muy impresionante fue “Juegos”, un ballet creado especialmente para la compañía por Sara Pardo (Argentina) con música de Witold Lutoslawski(Polonia)”

En The Press and Journal de Aberdeen, Escocia: “El Ballet del Perú presentó un excelente ballet moderno de Royston Maldoom, “Invasión”, ejecutado con gran dominio técnico”.

De estas cortas reseñas uno puede hacerse la idea de la variedad que desde siempre tuvo el repertorio sanmarquino, y de la búsqueda continua para encontrar nuevos caminos de expresión.

A mediados de los años 70, el joven elenco sanmarquino trabajó durante más de dos años con el maestro Alexander Plissetski del Ballet Bolshoi. Durante este periodo vino a Lima la primera bailarina Maya Plissetskaya, hermana de Alexander, dando así la oportunidad a los bailarines peruanos de San Marcos de participar en funciones con Plissetskaya y otras estrellas del Ballet Bolshoi. Uno de los ballets presentado fue “Carmen” del maestro cubano Alberto Alonso. Fueron importantes temporadas internacionales auspiciadas por el INC y la Embajada de la URSS.

Mujeres de Susan Linke. En la foto una muestra de la fusión de bailarinas del Ballet San Marcos, el Grupo Nacional de Danza y el Grupo Moderno de Cámara del INC, formando así el Ballet Nacional.

Mujeres de Susan Linke. En la foto una muestra de la fusión de bailarinas del Ballet San Marcos, el Grupo Nacional de Danza y el Grupo Moderno de Cámara del INC, formando así el Ballet Nacional.

El Ballet San Marcos acogió con gran entusiasmo la creación de los Festivales y Concursos Internacionales realizados con tanto acierto en Trujillo desde el año 1977 por Stella Puga. Stella es una de las bailarinas fundadoras del Ballet San Marcos, y alumna de Roger Fenonjois. Ese mismo año se realizó el primer Concurso de Ballet en Trujillo con la presencia de un jurado de notables artistas cubanos. Para esa ocasión se presentaron 5 parejas de San Marcos, de las cuales 2 ganaron los primeros premios: Nora Villanueva y Miguel Bonnin (actualmente Director del Ballet Municipal de Asunción) recibieron el primer puesto, Juan Valqui y Gina Natteri (hoy día Directora de la Escuela Nacional de Ballet) obtuvieron el segundo puesto.

14 en busca de una idea, coreografía de Royston Maldoom.

14 en busca de una idea, coreografía de Royston Maldoom.

Durante una gira por Colombia en 1979, invitado por Gloria Zea de Uribe, Directora de Colcultura muy reconocida en el ámbito artístico de este país, el ballet sanmarquino sorprendió por su versatilidad, participando en la ópera Aida en el Teatro Colón de Bogotá, para luego realizar una extensa gira por las principales ciudades colombianas con un repertorio novedoso, personal y contemporáneo.

El año 1979 marca una fecha histórica en el desarrollo de la danza en el Perú. Fue en este año, luego de su exitosa gira por Colombia, que el director del Instituto Nacional de Cultura llamó al Ballet San Marcos para que le ayude a reestructurar sus elencos de danza. Al unirse el Ballet San Marcos con el Grupo Nacional de Danza y el Ballet Moderno de Cámara se creó el Ballet Nacional. Durante la época en que el Ballet San Marcos tuvo contacto con el INC (1979-1986), el Ballet Nacional logró un repertorio contemporáneo muy diverso y propio, además de dedicar tiempo al ballet tradicional en montajes memorables, como por ejemplo “Coppelia”, “La Cenicienta” y “Cascanueces”. Estas obras fueron puestas en escena por notables artistas del Royal Ballet de Londres, el Ballet de Stuttgart y el Ballet del Teatro Colón de Buenos Aires. Fueron momentos de homenaje a lo tradicional en el mejor sentido de la palabra, y al mismo tiempo momentos de búsqueda, como en el caso de Huatyacuri, ballet basado en un mito de la región de Huarochirí recopilado por fosé Maria Arguedas. Ésta fue una notable producción experimental que contó con la colaboración del conocido historiador sanmarquino Francisco Stastny, (libreto), Fernando de Szyzlo (escenografía), y Alejandro Núñez Allauca (composición musical).

Rojísimo sobre blanco, coreografía de Rogelio López.

Rojísimo sobre blanco, coreografía de Rogelio López.

El trabajo constante del Ballet San Marcos incluye otros importantes logros nacionales e internacionales. Cabe mencionar su participación como grupo anfitrión en Danza Nueva Festival Internacional de Lima, organizado por el Instituto Cultural Peruano Norteamericano en el año 2002. Destacaba en esta oportunidad la divertida coreografía de Royston Maldoom titulada “14 en busca de una idea”.

Entre los grupos artísticos sanmarquinos, el Ballet fue el elenco oficial escogido para actuar en el Teatro Segura celebrando los 450 años de la fundación de la Universidad en el 2001. Presentó para esta ocasión la extraordinaria obra “Rojísimo sobre blanco”, del coreógrafo costarricense Rogelio López.

Danza para todos, programa didáctico.

Danza para todos, programa didáctico.

Como elenco universitario, el Ballet San Marcos dedica mucho de su tiempo a la difusión de la danza entre la comunidad estudiantil. Durante el año académico presenta semanalmente “Los martes de ballet” en el auditorio de la Biblioteca Central. Además, busca constantemente aproximarse a las diversas facultades en la ciudad universitaria, ofreciendo demostraciones para los estudiantes. Desarrolla también un nutrido programa didáctico para escolares por intermedio de programas estructurados para este fin, tales como “La danza a través de los siglos” y “Danza para todos”. El primero un resumen histórico de la danza teatral occidental, y el segundo una clara visión de los cambios que asume la danza a través del tiempo.

Danza de la esperanza, proyecto que se realiza en el distrito de Los Olivos.

Danza de la esperanza, proyecto
que se realiza en el distrito de Los Olivos.

Desde el año 2003 el Ballet San Marcos se ha lanzado a una nueva aventura, llevando la danza a las comunidades marginales en un programa llamado Danza de la esperanza. Este proyecto se desarrolla con gran éxito en los distritos de Los Olivos, Independencia y Comas con el apoyo de los coreógrafos británicos Royston Maldoom, Tamara Mc.Lorg y con el músico Barry Ganberg, junto con un equipo de bailarines y profesores sanmarquinos. El programa cuenta con el auspicio del Consejo Británico, entidad que ha seguido los pasos del Ballet San Marcos desde hace más de 30 años, por lo cual le estaremos eternamente agradecidos.

El 2011 fue realmente un año significativo, ya que se concretó uno de los anhelos más grandes del ballet sanmarquino: la profesionalización de la danza en el Perú. Así pues se crea la Escuela Académica Profesional de Danza de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, cuya primera promoción inició sus estudios en marzo del mismo año y obtendrá un título profesional en danza.

Asimismo, el 2011 trajo para el Ballet San Marcos un importante galardón internacional. Nuestro elenco, dirigido por el coreógrafo costarricense Francisco Centeno, presentó la obra “Mentiras verdaderas” en el III Festival Internacional de Coreógrafos “Graciela Moreno”, realizado en San José de Costa Rica, la cual resultó ganadora de este certamen.

Muchos años han transcurrido desde la creación del Ballet San Marcos, y muchos artistas de diferentes tendencias y de diversas nacionalidades han pasado por sus estudios. Sin embargo, el espíritu y las metas trazadas por su fundador, “…alcanzar la calidad legítima que hace del Arte de la Danza el vehículo cultural más completo…”, quedan hoy tan vigentes como lo eran hace 48 años. El estilo y las técnicas varían con el cambio de los tiempos, pero la visión de lo auténtico, el sentido y la verdad de las cosas perdura para siempre.

No se admiten más comentarios