Historia del Ballet San Marcos y el desarrollo de la danza en el Perú

roger_fenonjois

Roger Fenonjois, primer director del Ballet San Marcos

Ballet San Marcos, que ha completado un lustro de labor ininterrumpida tiene una larga historia, llena de emocionantes capítulos. La Universidad Nacional Mayor de San Marcos siempre a la vanguardia en el Perú, ha sido la primera entidad peruana en apoyar la danza profesional. La escuela y grupo de danza se crearon mediante Resolución Rectoral 22024 en el año 1964, bajo el mandato del Dr. Luis Alberto Sánchez.

Fue su primer director el francés Roger Fenonjois, bailarín estrella y maestro egresado de la Ópera de París, quien ideó el Conservatorio de Danza en San Marcos con el estricto propósito de desarrollar un espacio para la danza profesional, que manifestó con las siguientes palabras: “El Conservatorio de Danza de San Marcos tiene por misión la preparación completa y gratuita de futuros bailarines, así como el mantenimiento en actividad de un cuerpo de baile profesional. Su ambición es la de crecer, superarse y alcanzar esa calidad legítima que hace del arte de la danza el vehículo cultural más completo”. Maestro de danza académica, exponente de la técnica clásica francesa, implantó una formación seria y el concepto de la danza como profesión y no como mero pasatiempo.

En la década del 60, el repertorio del grupo sanmarquino fue sobre todo de tendencia clásica, teniendo como coreógrafo al maestro Fenonjois.

Alejandro Plisetski ensayando Carmen.

Alejandro Plisetski ensayando Carmen.

 

Es en 1972 que asume la dirección y reorganización de Ballet San Marcos, Vera Stastny, bailarina y maestra de origen inglés, egresada del Royal Ballet de Londres. Stastny propone tomar consciencia de los cambios artísticos del momento y se crea el espacio en Ballet San Marcos para el estudio de la danza moderna con muy interesantes resultados escénicos.

vera_stastny

Maestra Vera Stastny

A partir de 1973, se empezó a trabajar un repertorio contemporáneo, con coreografías creadas especialmente para los jóvenes bailarines de la compañía. El primer coreógrafo de esta nueva tendencia en San Marcos fue Royston Maldoom, joven artista inglés quien visitó el Perú gracias al auspicio del Consejo Británico. Maldoom entendió bien la nueva orientación de la agrupación sanmarquina, la de crear un espacio coreográfico dedicado a los talentos nacionales y a los quehaceres locales, sin ignorar el movimiento del mundo dancístico contemporáneo internacional.

Una de las primeras giras internacionales de Ballet San Marcos fue al Festival Internacional de Jóvenes Orquestas y Artes Escénicas en Escocia y en Inglaterra. El grupo llevó un repertorio muy variado, incluyendo puestas en escena contemporáneas universales y números de inspiración autóctona.

A mediados de los años 70, el joven elenco sanmarquino trabajó durante más de dos años con el maestro ruso Alexander Plissetski del Ballet Bolshoi de Moscú, dándose la oportunidad de profundizar en la técnica de la danza clásica. Durante este periodo vino a Lima la famosa bailarina Maia Plissetskaya, hermana de Alexander, y así los bailarines de Ballet San Marcos pudieron participar junto a ella, con otras estrellas del Ballet Bolshoi. Una de las obras presentadas en esa oportunidad fue Carmen con la coreografía del maestro cubano Alberto Alonso. Fueron importantes temporadas internacionales que se dieron en el Teatro Municipal de Lima, auspiciadas por el entonces Instituto Nacional de Cultura (INC) y la Embajada de la URSS.

Lontano de Giorgy Ligeti, coreografía de Sandra Pardó.

Lontano de Giorgy Ligeti, coreografía de Sandra Pardó.

Así Ballet San Marcos ha tenido la oportunidad de incorporar, a través de los años, la técnica de las tres más importantes escuelas clásicas mundiales. La francesa con el maestro Fenonjois, la rusa con el maestro Alexander Plissietski del Ballet Bolshoi y la inglesa con su directora la maestra Vera Stastny del Royal Ballet de Londres.

En la danza contemporánea, a partir de 1973, se adoptaron dos tendencias predominantes en la formación técnica de sus bailarines, la norteamericana y la alemana, la de Martha Graham y la de Mary Wigman. Gracias al apoyo de la Comisión Fullbright y del Instituto Goethe vinieron al Perú dos artistas de renombre internacional: Ana Sokolov, afamada coreógrafa norteamericana, integrante del primer elenco de Martha Graham, y Suzanne Linke, una de las coreógrafas más destacadas del movimiento alemán, seguidora de la Escuela de Mary Wigman. Estas dos divas fueron invitadas a trabajar con Ballet San Marcos, crearon obras para la compañía e instalaron estas técnicas dancísticas en el repertorio de la compañía.

El trabajo constante de Ballet San Marcos incluye muchos importantes logros nacionales e internacionales. El apoyo entusiasta del conjunto a la creación de festivales y concursos, por ejemplo, el creado en Trujillo por Stella Puga (bailarina del primer elenco de BSM) en 1977 y una gira por Colombia con su novedoso repertorio y su participación en la Ópera Aída en el Teatro Colón de Bogotá en 1979, son dos ejemplos de su más temprana trayectoria.

Mujeres de Susan Linke. En la foto una muestra de la fusión de bailarinas del Ballet San Marcos, el Grupo Nacional de Danza y el Grupo Moderno de Cámara del INC, formando así el Ballet Nacional.

Mujeres de Susan Linke. En la foto una muestra de la fusión de bailarinas del Ballet San Marcos, el Grupo Nacional de Danza y el Grupo Moderno de Cámara del INC, formando así el Ballet Nacional.

El año 1979 marcó una fecha histórica para el desarrollo de la danza en el Perú. Fue en este año que el director del INC convocó a Ballet San Marcos, para que reunidos al Conjunto Nacional de Danza y Eal Ballet Moderno de Cámara, conformar el Ballet Nacional. Ballet San Marcos tuvo contacto con el INC entre 1979 y 1986.

El trabajo constante de Ballet San Marcos incluye otros importantes logros nacionales e internacionales. Cabe mencionar su participación como grupo anfitrión en Danza Nueva Festival Internacional de Lima, organizado por el Instituto Cultural Peruano Norteamericano en el año 2002. Destacó en esa oportunidad la divertida coreografía de Royston Maldoom titulada “14 en busca de una idea”.

Rojísimo sobre blanco, coreografía de Rogelio López.

Rojísimo sobre blanco, coreografía de Rogelio López.

Entre los grupos artísticos sanmarquinos, Ballet San Marcos, fue el elenco escogido para actuar en la celebración de los 450 años de la Fundación de la Universidad en 2001, realizada en el Teatro Segura. Aquí se presentó la extraordinaria obra “Rojísimo sobre blanco” del artista costarricense Rogelio López, con la participación de un joven y renovado elenco.

Tanto Vera Stastny como BSM, han sido reconocidos por el Ministerio de Cultura como Personalidad Meritoria de la Cultura en 2013 y 2014, respectivamente.

Ballet San Marcos dedica mucho de su tiempo a la difusión de la danza en la comunidad estudiantil, presentándose con temporadas dancísticas y didácticas en el teatro Ella Dumbar, con el apoyo del Vicerrectorado Académico de Pregrado.

El 2011 trajo para BSM un muy significativo evento con la creación de la Escuela Académico Profesional de Danza en la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la UNMSM. Así se reafirmó la meta de la profesionalización de la danza nacional en el aspecto de la educación superior universitaria, cumpliendo así el objetivo propuesto por el maestro Fenonjois en los albores de la creación de BSM.

REGRESAR

No se admiten más comentarios